Mercado objetivo (Target market)

A la hora de determinar el mercado objetivo es necesario identificar los sectores y segmentos de mercado.

Un mercado objetivo es un grupo específico, bien definido, de consumidores que un innovador, fabricante o grupo de marketing planea atraer con sus productos o servicios. Los sectores de mercado son subconjuntos particulares de mercados que comparten características específicas. Los sectores a menudo son grandes y podrían incluir campos tan diversos como: agrupaciones farmacéuticas, domésticas y de automoción.

La segmentación del mercado implica la división de los mercados en divisiones más pequeñas. Los consumidores dentro de los segmentos del mercado se identifican con características similares. Son estas características las que permiten una selección cuidadosa de bienes y servicios. Tradicionalmente, los mercados se han dividido utilizando características demográficas como la edad, el género, el estilo de vida o el origen étnico. Además, se pueden usar atributos tales como: ubicación, ingresos, estado civil, hijos e incluso características físicas como la altura o la calidad de la audición.

Los productos que se dirigen a segmentos específicos del mercado crean nuevos clientes en los mercados existentes. Este enfoque a menudo se basa en marcas conocidas o sectores de mercado.

El éxito de cualquier producto, en el mercado depende enteramente de su habilidad de alcanzar los gustos, tendencias y requisitos del mercado objetivo. Para maximizar las oportunidades de éxito de un producto y por último su viabilidad financiera, satisfacer las demandas de los clientes es primordial.

Inicialmente, sin embargo, las encuestas de mercado pueden emplearse para determinar:

  • la colocación de los precios
  • las soluciones actuales del mercado
  • el nicho y la demanda de los clientes
  • el reconocimiento de la marca y la percepción del producto

Una vez que se haya desarrollado una demanda de mercado y una especificación inicial del producto, la producción se incrementará de pruebas de laboratorio a pruebas piloto. Esto permite una producción de prueba de mayor volumen del producto, lo que permite una prueba de mercado más amplia. Los fabricantes pueden emplear una gama de métodos para medir la posible aceptación en el mercado antes de que sus productos lleguen a la producción a gran escala.

Bibliografía:

Peter and Roger Metcalfe, Design and Technology 2nd Edition, 2015 IBID Press

Published by

celiadelcueto

Departamento de Educación Plástica y Tecnología del Colegio San Fernando de Avilés

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.